Medio Ambiente y Cooperación

La compleja crisis ambiental que vive el planeta no puede dejar de relacionarse con el hecho de que el 80% de los recursos del mundo están en manos del 20% de la población. La pobreza, la injusticia, el desarrollo desigual que hoy soportan millones de personas en el tercer mundo, y la crisis ambiental no pueden ser enfrentadas con soluciones de mercado, que se basen exclusivamente en los precios como vectores de costes ambientales y de escasez relativa de recursos ambientales. Además, la lucha contra las crisis ambientales, no serian aceptables sino se imputan correctamente las responsabilidades, y capacidades, del primer  primer mundo, en el actual grado de insostenibilidad ambiental.

Queremos tener siempre presente que podrían existir sociedades ecológicamente sustentables que fuesen al mismo tiempo profundamente injustas e insolidarias, incluso de espaldas a los derechos humanos más fundamentales. Por ello a los miembros de CIMA, no nos vasta con un planeta y sociedad ecológicamente sustentable. Nosotros trabajamos para que la lucha contra el deterioro ambiental este íntimamente ligada al desarrollo de políticas de redistribución, y reducción del consumo en el primer mundo.

CiMA trabaja porque se incorporen las dimensiones relativas a la distribución social de los recursos, a las relaciones entre pobreza y medio ambiente en todas la actuaciones de cooperación internacional, ya sea en el marco de acuerdos globales, asi como en el seno de estrategias de cooperación nacional, dirigidas a paliar, mejorar o proteger el deterioro ambiental del planeta”.

Eduardo Gutiérrez