Ciencia y Tecnología

La ciencia moderna posibilita una tecnología que es simultáneamente productiva y destructiva, redentora y aniquiladora. La ciencia es a la vez lo mejor que tenemos desde el punto de vista epistemológico, y lo más peligroso que ha inventado el ser humano desde la perspectiva ético-política.

      A lo largo del siglo XX, CyT fueron trabando una alianza cada vez más estrecha con los poderes militares y económicos. Los objetivos de búsqueda de conocimiento y mejora de la condición humana perdieron importancia constantemente frente a la ganancia de poder.

   El esfuerzo por dominar y controlar la naturaleza acaba generando resultados contraproductivos: hoy padecemos una crisis ecológica grave y generalizada. Los intensos debates sobre sustentabilidad ecológica y desarrollo sostenible (que se refieren a las condiciones bajo las cuales sistemas socioeconómicos hoy insostenibles podrían reorganizarse para ser capaces de perdurar en el tiempo) nos indican que el futuro de las sociedades industriales dista de hallarse asegurado.

    Los avances de la tecnociencia no pueden identificarse automáticamente con un progreso de la razón. Si no cambian muchas cosas en la forma de hacer CyT, es lógico que las personas razonables sientan una desafección creciente. Los hombres y mujeres de CiMA queremos contribuir a ese cambio.

Jorge Riechmann